Seleccionar página

¿Has visto alguna obra de arte que se vende por cantidades estratosféricas? ¿Algún producto que es simple pero tiene un éxito rotundo? Tú sabes, el tipo de cosas que al ver no puedes evitar pensar: Eso lo pude haber hecho yo.

.

Allí se me ocurre que puede haber variedad de reacciones:
.
  1. ¿Cómo alguien se hizo rico con esto tan sencillo?
  2. Este precio es exagerado, no pienso pagar tanto por algo que pude haber hecho yo.
  3. ¿Cómo no se me ocurrió esto antes?
  4. ¡Quién haya hecho esto es un genio!
Y aquí lo que se me ocurre aportar a cada opinión:
.
  1. Teniendo la actitud correcta. No creo que se deba tener la idea más revolucionaria del mundo, simplemente quien lo logró mostró dedicación y compromiso con su idea por sencilla que esta fuera.
  2. Sí, pero no lo hiciste. Igual estas a tiempo de ir a tu casa y hacerlo por ti mismo o si crees que puedes hacerlo mejor, seguro podrías tener incluso más éxito. Recuerda que inventar es prodigioso pero reinventar, mejorar, evolucionar también son dignos de reconocimiento. Pero claro, de no lograr el éxito, sabrás que no fue por falta de ideas, fue porque o no tomaste acción o algo salió mal (pero o intentaste y viste que igual siempre no era tan fácil como creías).
  3. ¡Lo sé!, me ha pasado eso con tantos productos, eso y también ver como algo que yo tenía como idea, alguien más se puso las pilas y lo está haciendo realidad. 
  4. ¿Verdad? Puede que no sea la persona más brillante intelectualmente hablando pero para mí, el hecho de haber materializado lo que un día fue solo una idea, es mágico.
.     Definitivamente la inteligencia ayuda pero no determina el éxito, hay gente muy lista que vive al día y gente no tan brillante pero viviendo la vida que quieren. Creo que pocos nacen dominando algún aspecto de la vida, incluso el más diestro fue aprendiz en su día.
Lo que quiero rescatar:

  •         El éxito persona y el financiero son cuestión de actitud primordialmente.
  •         Estoy seguro que todos tenemos ideas millonarias de vez en cuando pero solo unos cuantos se comprometen a hacerlas realidad.
  •                 No debemos ni descartar ni sobrestimar lo que pensamos, conviene ser objetivos.
    En mi opinión los genios se hacen, creo que todos podemos llegar a serlo. Lo único realmente común entre todos los tipos de genio es que quienes lo son, tuvieron la determinación de seguir, seguir y seguir esforzándose por ser cada día mejores en lo que decidieron.