Seleccionar página

Somos criados con dos ilusiones erróneas, la primera que las calificaciones son reflejo de la inteligencia y segunda, que la inteligencia tendrá cono inevitable consecuencia el éxito en todos los aspectos, incluido el financiero, ambas concepciones alejadas de la realidad.

.

Estamos acostumbrados a mantener ideas a pesar de estar rodeados de evidencia que contradigan esas ideas. 

Se nos dice que para obtener buenos ingresos, debemos tener un buen empleo, para el empleo debemos tener una buena carrera y para ella necesitamos o tener el dinero para pagar una buena escuela o buenas calificaciones para obtener un lugar en esa demandada y redituable carrera en escuela gratuita y tu y yo sabemos que esas calificaciones miden en su mayoría, la capacidad de memorizar.

Entonces, a la luz de la evidencia, primera concepción desbancada, las calificaciones no son en ningún momento reflejo de la inteligencia, ni lo es un título, ahora preguntémonos:

¿la inteligencia es garantía de riqueza?

Volteemos a ver al mundo real y dime ¿Cuántas personas brillantes conoces que no son millonarias? O en otro sentido, pero con el mismo resultado, ¿Cuántas personas tan bobas o aportaciones tan triviales, para las que no se requiere inteligencia, si tienen mucho dinero? Seguro no te cuesta encontrar nombres rápidamente en ambas listas.

¿Cuál es el secreto entonces? Grábate esto muy bien, escríbelo y ponlo en un lugar donde lo veas, tatúatelo, tenlo siempre presente. El secreto son dos cosas:

Primero conocer el juego

Segundo ponerse en acción.

Eso es el secreto de la riqueza, del amor, de la vida en general.

¿A qué me refiero con conocer el juego? Si hablamos del dinero, es saber cómo funciona, de donde viene a donde va. Cuando aprendas un poco, te das cuenta de que la manera de ganar el juego es invertir, vender, hacer dinero. Seas el más listo o más tonto si no conoces el juego, jugarás a obtener un empleo, jugarás a retirarte con un afore que te dará el 30% de tu salario como pensión, jugarás a depender totalmente de una fuente de ingresos.

Si eres listo, obtendrás el mejor empleo, conseguirás uno rápidamente si lo pierdes pero eso no quita que estas en el lado equivocado del tablero de la misma manera que si eres tonto pero buen vendedor, pues tu billetera lo agradecerá.

¿A que me refiero con ponerse en acción? Creo que es evidente. Seas un genio o un bobo, superarás al más hábil, al más suertudo, al mejor parecido cuando te pares y comiences a moverte. De nada servirá entender el juego si no haces algo al respecto y  ponerse en acción si no entiendes el juego en algunos casos puede ayudar pero es mejor combinar ambas cosas.

Puedes pasar meses, años, décadas actuando en el lado equivocado del tablero y que llegue un tonto y actúe, se enfoque en lo correcto y llevarte de calle.

Ya te he dado los dos secretos para ganar en el juego, ya aclaramos que sin ellos, ni el más inteligente podrá tener éxito y al mismo tiempo que incluso el más bobo puede salir adelante conociendo estos secretos. Ahora te toca a ti, ya puedes decir que a partir de este momento, tu éxito o falta de él es totalmente decisión propia.

Si vives en México y te interesó la parte del secreto financiero, sobre la inversión.  Aquí tienes una guía.