Seleccionar página

En algún punto de la vida seguramente te toparás con la necesidad de pedir un crédito e idealmente también con muchas inversiones. Tener claro que son los intereses y su razón de ser es una manera de llevarte menos sorpresas desagradables en ambos escenarios.

Concretamente, el interés es una medida de variación del dinero en el tiempo y se expresa en porcentaje.

.

Claro que eso es la expresión más general porque depende de qué lado de la moneda estés:.

  • Si estas invirtiendo, el interés es un premio, es lo que lograron generar tu conocimiento, decisión y sobre todo paciencia. (a veces incluso suerte. (el que espero te llegue en grandes cantidades)
  • Si adquieres a crédito algo que no necesitas o puede esperar pero lo quieres ya, el interés es lo que cuesta tu impaciencia, lo que pagas por tener poca fuerza de voluntad, por ignorancia financiera, etc. (el más común, diría yo y del que espero te alejes)
  • Si recurres a un préstamo por una emergencia, el interés será el precio de no tener un seguro, un fondo de emergencias o no haber sido tan cuidadoso como podías. (de verdad espero este no te lo encuentres en tu vida)
Aunque hubo culturas que lo desalentaron y hasta condenaron, ha sido una práctica común y sin afán de entrar en debate de que es lo correcto o no, creo que tiene su razón de ser porque el valor del dinero se ve afectado por el tiempo:
.
Si te ofrecen medio millón hoy o 1 millón dentro de 10 años ¿Cuál eliges?
 .

Tal vez dentro de 10 años podrás comprar lo mismo con un millón que hoy con medio por la inflación, tal vez ese medio millón invertido hoy, sean 5 millones dentro de 10 años incluso quien te hace la oferta puede que ya haya muerto dentro de 10 años. En cualquier decisión pierdes todo lo que pasaría si eliges la otra, eso es costo de oportunidad.
.
Finalmente debes sumar el precio del riesgo. Podrías encontrar a alguien que prometa darte 2 millones en un mes si tu hoy le prestas uno pero tú sabes que ese alguien ya ha salido de pleito con 2 personas por tardar más de lo acordado en pagar. Estarás de acuerdo en que la posibilidad de no vuelve a ver tu dinero en un rato (o ya no verlo definitivamente), debe tener su premio.
 .
Ya para acabar esta entrada, señalar que al conocer una “tasa de interés”, estás conociendo si mucho, un tercio de lo necesario para tomar una decisión, otro tanto es el periodo en que se aplica, suele ser anualmente pero nunca está de más confirmarlo, en cuanto al resto, lo trataremos en otra entrada basados en que se supone que esta sea solo el acercamiento más básico al interés.