Seleccionar página

Cuando se habla de “inversionista”, las concepciones del público en general varían pero muchos piensan  en un tipo mayor, trajeado, con mucho dinero y ajeno a ellos pero cuando hablamos de un “comprador” o un “vendedor” definitivamente nos hace sentir mayor familiaridad. 

Para invertir, es necesario entender que todas las inversiones se mueven en un “mercado”. Un lugar como donde compramos la comida, cualquiera donde se reúnen compradores y vendedores para intercambiar productos.

 .
Una vez comprendido lo anterior, creo yo que se resta un poco de “complejidad” al asunto y un inversionista no es más que un sujeto que compra y vende; acciones que yo considero que la mayoría de gente puede hacer fácilmente. Solo hay que seguir la máxima:
Compra barato, vende caro. 
 .
Para lograrlo, se debe tener una noción también de la ley de oferta y la demanda, pues ella dictará el precio de compra y de venta.
 .
¿Ves? Simple. Ahora como puedes imaginarte, lo único que resta aprender, son las particularidades de los productos a vender, ya sean tomates, ordenadores, acciones, derivados o cualquier otra cosa.
 .
Por supuesto tendremos tiempo de abordar cada producto, sus particularidades, ventajas y desventajas; verás que no tienes que ser un experto en todos ellos, ni siquiera conocerlos todos, solo aquellos que atiendan a tus intereses y si aun así te abruma, podrías ir a una institución de inversión quien tendrá especialistas, pero nunca está de más que tengas una noción para que te vendan algo que necesites y no lo que les ordenan promocionar.
 .

A mi parecer, lo segundo mejor de las inversiones – lo primero es que aumenten su valor – es que no tienen que ir peleadas con tus intereses en la vida. Te aseguro que encontrarás algo que te guste, si te encanta algún producto y la empresa que lo hace, tiene acciones en bolsa, seguro te gustarán las acciones; si te gusta el arte, el vino, el cacao, los relojes también puedes invertir en ellos y básicamente cualquier cosa que se pueda comprar o vender, tendrá un mercado al que le puedas vender.
 .
Como última recomendación por ahora, te diría que vayas al menos ahorrando para tener recursos que invertir cuando te sientas listo o mejor aún invertir, en algo sencillo y relativamente seguro como un pagaré bancario mientras eliges algo acorde a tus objetivos y perfil.